La policía debió clausurar una fiesta de unas 400 personas donde se vendía alcohol a menores, en calle Maipú al 1400 de la ciudad de Salta.


El sábado por la noche una adolescente menor de edad ingresó con un cuadro de coma etílico a la guardia del Hospital Materno Infantil, ante esta situación, la policía tomó cartas en el asunto, y pudo averiguar que la menor venía de una fiesta en la calle Maipú al 1.400.

Ante esta situación, mandaron personal policial al lugar para investigar qué estaba sucediendo. Los efectivos que acudieron al lugar constataron que el evento se desarrollaba al aire libre, con una concurrencia de aproximadamente 400 personas, en su mayoría menores.

Una adolescente terminó en coma alcohólico en una fiesta ilegal. (Policía de Salta)

Por otra parte, se pudo constatar que muy cerca del lugar un negocio vendía bebidas alcohólicas a la gente que participaba de la fiesta, sin contar con la habilitación y permisos correspondientes, y sin tener en cuenta la edad de los jóvenes.

Por esta razón se procedió a la clausura de local, labrándose el acta de infracción correspondiente, dando intervención a la fiscalía de la zona, en forma paralela se solicitó a los organizadores del festival que cesaran la actividad, los informes fueron elevados a la Fiscalía competente.




Comentarios