En una comisaría de Tartagal, los guardias revisaron el sándwich de milanesa y encontraron una gran sorpresa escondida dentro.


El ingenio no descansa en estas tierras, aunque muchas veces sea utilizado para cometer delitos. A esta mujer podrán acusarla de muchas cosas, pero jamás de falta de ingenio.

Se trata de una mujer de 28 años oriunda de la ciudad de Tartagal, que fue a la comisaría 45 a visitar a un familiar que se encuentra detenido. A nadie sorprendió que la mujer lleve comida a su pariente, en este caso un tentador sándwich de milanesa.

Le llevó un sándwich a un familiar detenido y terminó presa también

Lo que sí causó una gran sorpresa en los guardias, fue descubrir, escondido en el interior del suculento manjar, una bolsa de polietileno que contenía unas 28 dosis de marihuana.

De esta manera, la comedida visitante que llevaba comida a un familiar, se vio convertida, en solo algunos minutos, en compañera de celda de su pariente. La sustancia secuestrada y la mujer fueron puestos a disposición del Juzgado de Garantías Nº 2.




Comentarios