El juez Héctor Martínez advirtió que deberán guardar estricta confidencialidad sobre la información.


En el marco de la causa que investiga el femicidio de Jimena Salas, el juez Héctor Martínez autorizó a los fiscales Ana Inés Salinas Odorisio y Gustavo Torres Rubelt a entregar los perfiles genéticos hallados en el lugar del crimen al viudo de la víctima, Nicolás Cajal.

Cajal está imputado por encubrimiento agravada mientras que el único detenido, Sergio Vargas, por homicidio triplemente calificado con alevosía y ensañamiento por precio o promesa remuneratoria.

“Nicolás Cajal, por encontrarse imputado en la causa, y junto a su defensa técnica, deberán observar estricta confidencialidad de la información obtenida, en tanto ponga en riesgo el curso de la investigación”, aclaró el magistrado. 





Comentarios