La directora salteña reveló que se encontró con los productores de Marvel y les presentó sus ideas para la película.


En Buenos Aires empezó el ciclo Sociedad Secreta del Cine el 19 de julio hasta octubre, organizado por el director, actor y guionista Sebastián De Caro, en el Espacio INCAA Cine Gaumont. En éste, se presentó una proyección de la película La Ciénaga (2001) en la que estuvo presente su directora, Lucrecia Martel.

En una charla pública con De Caro, Martel reveló que sus ideas para la película de la Viuda Negra no fueron bien recibidas por los productores de Marvel. El año pasado la directora salteña ya había rechazado la propuesta en base a comentarios sexistas de los productores, pero reveló detalles hasta ahora inéditos.

Según Martel, le interesaba mucho hacer la película y trabajar con la actriz Scarlett Johansson, y buscaba hacer algo distinto a los otros superhéroes con la Viuda Negra. Llevó a la reunión sus ideas y dibujos, pero su conceptos de protagonista y antagonista eran demasiado drásticos para la compañia.

De Caro cuenta que ante la pregunta, Martel reveló que sólo haría la película sin un villano. “Los de Marvel se pusieron a llorar”, acotó.

Otro elemento que no funcionaba con la saga de películas de superhéroes es que Martel está en contra de los argumentos: la salteña concibe el cine como una experiencia, y sostiene que el argumento no es más que una herramienta de domesticación que es imperativo atacar.





Comentarios