Por la falta de precios y miedo a no poder reponer la mercadería, algunos comerciantes suspendieron las ventas, mientras que otros remarcaron precios.


Luego del lunes negro post elecciones PASO, tras la escalada del dólar y la suba del riesgo país, reina la incertidumbre en el comercio salteño. El miedo es no poder reponer la mercadería, por lo que directamente algunos comerciantes suspendieron momentáneamente las ventas, mientras que otros remarcaron precios.

Aguardando la estabilización del dólar, algunos comercios optaron por cerrar sus puertas para no vender a precios que no tienen correlación con la realidad. Aquellos que optaron por vender, lo hicieron especulando con el precio, porque no pueden escapar de la rueda financiera.

En el caso de los celulares y algunos automóviles, hasta ayer estaban sin precios y los propietarios aún desconocen si pueden seguir vendiendo con descuentos o planes de financiación como Ahora 12 o Ahora 18, ya que su principal problema es que no saben si van a reponer.





Comentarios