En este momento hay en Metán lo que parece ser una invasión de tucanes, con bandadas enteras en el centro de la localidad y varios barrios. Son aves hermosas de plumaje negro y pico naranja pronunciado, y hay gente que las lastima por diversión.

El incremento en el número, según especialistas, se debe en parte a las heladas en la zona de los cerros al oeste, que provocan una disminución en los frutos y vegetales que conforman la dieta de estos animales. Las aves se trasladan entonces a la zona urbana, buscando palta, naranjas, nísperos y más. Es ahora común para los vecinos ver a los pájaros volar en baja altura por los alrededores.

El tucán está en peligro de extinción a causa de su caza y la destrucción de su hábitat (web)

Sin embargo, la preocupación crece con los ataques que sufren estos animales: es sabido que niños, adolescentes y hasta adultos se entretienen disparándoles con hondas o rifles de aire comprimido. Hay casos también donde son atrapados con trampas, pero siendo que el tucán es una especie que sufre de mucho estrés ante el contacto con humanos, también terminan muriendo.

En diálogo con El Tribuno, la directora de Turismo María Laura García explicó que se están realizando tareas de concientización en las escuelas particularmente, para que los más jóvenes entiendan y transmitan la importancia de cuidar a estas aves, así como también las otras especies que pueblan la ciudad, como loros y palomas.

Hbuo ya varias causas incluyendo tres adolescentes que torturaron un tucán hasta matarlo (web Aves Argentinas)

Como parte de estas medidas, la Municipalidad realizó una iniciativa en la cual les cambian a los niños su honda por un juguete o libro. El plan es repetirla en octubre, que es el mes de las aves.

El tucán es uan especie en peligro de extinción, por lo que está altamente protegida y su caza y captura están prohibidas. Hubo fuerte intervención policial en los casos de personas haciéndoles daños en Metán.