El hombre de 79 años aprovechaba su amistad con la familia de la menor para abusar de ella.


Un hombre de 79 años fue condenado ayer por aprovecharse de una menor. El hombre se encontraba imputado por el delito de abuso sexual simple continuado en perjuicio de una menor de edad.

Los hechos ocurrían cuando el anciano frecuentaba la casa de la menor, ya que mantenía una amistad con la familia y aprovechaba esa cercanía para someterla a tocamientos inapropiados. La denuncia la realizó la madre de la víctima, quien hoy es mayor de edad.

El acusado fue condenado a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional y deberá cumplir reglas de conducta. En el mismo fallo dispuso que se le extraiga material genético por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.






Comentarios