Frenó a cargar GNC, y explotó el tubo, esparciendo el polvo blanquecino. Sucedió en la ciudad salteña de Orán.


Cerca de las 16:30 del sábado pasado, un auto frenó a cargar GNC en una estación de servicio de Orán, cuando el tubo explotó y voló por los aires un sospechoso polvo blanco, que luego se comprobó, era cocaína.

Afortunadamente no hubo heridos, a pesar de la magnitud de la explosión, y cuando el playero tomó el teléfono para llamar al 911, el narco se subió sigilosamente al vehículo y se retiró del lugar.

Fue a cargar gas, explotó el tubo, y voló cocaína por el aire. (Web)

El auto era un Peugeot 308, y la investigación pudo verificar que el vehículo se encuentra a nombre de un tal Enrique Walter Laguna, con domicilio en la ciudad de Tartagal.

La Brigada de Investigaciones se encuentra buscando intensamente a este sujeto, cuya familia tiene antecedentes criminales.






Comentarios