Se conocieron los mensajes de whatsapp de una de las agresoras, en donde queda claro que pesaba una sentencia de muerte sobre la víctima.


La ciudad de Tartaga, ubicada al norte de la provincia de Salta, se encuentra conmocionada por el brutal asesinato de Evangelina Delgado, de 15 años, a manos de otras tres adolescentes.

Se pudo conocer en las últimas horas, distintos mensajes en las redes sociales que recordaron a Evangelina y comenzaron a exponer, de a poco, que la disputa entre las jóvenes y la sentencia que pesaba sobre ella era de conocimiento público.

A través de unos mensajes de WhatsApp, se pudo saber que la agresora que le dio la puñalada mortal, ya había intentado ultimarla en una ocasión anterior, y había fallado.

Chats de las agresoras

Por otro lado, se descarto que los celos hayan sido el motor de la agresora, sino más bien un trasfondo de drogas y alcohol, los males que afectan principalmente las zonas más marginales y pobres de nuestra provincial, flagelo de la juventud de los pueblos originarios.

Dos adolescentes de 14 años se encuentran detenidas por el hecho, aunque los testigos señalaron a una joven de 17 años como la responsable de la muerte de Evangelina. Esta menor se encuentra prófuga.

El Caso

A la salida de una fiesta, se produjo un enfrentamiento entre dos bandas de mujeres jóvenes que pertenecerían a los barrios Santa Rita y Cherenta (en las afueras de Tartagal), motivadas, según las primeras versiones, por viejas enemistades entre etnias de pueblos originarios.

Evangelina Delgado

Durante el enfrentamiento, fogoneado por el consumo de alcohol, dos adolescentes saltaron sobre Evangelina Delgado y la golpearon hasta dejarla casi inconsciente. En ese momento, una tercera joven armada con un arma blanca la apuñaló en la parte alta del abdomen.

La puñalada le produjo un sangrado masivo, y al ver lo que sucedía, los presentes huyeron del lugar, incluida la adolescente que le habría producido la herida fatal.

La joven falleció a causa de la herida, y dos de las menores involucradas fueron detenidas. Resta detener a la tercera agresora, a quien buscan intensamente.






Comentarios