Sucedió en la ciudad salteña de Orán. Los narcos se dieron a la fuga y la fiscalía trabaja para identificarlos.


Un insólito hecho tuvo lugar en la ciudad salteña de Orán en la tarde del viernes: unos presuntos narcos fueron a cargar gas a la estación de servicio ubicada en las calles Pellegrini y Alvarado, cuando explotó el tubo de gas, y el ambiente se llenó de un polvo blanquecino que se cree, era cocaína.

El Peugeot 307 blanco estacionó al lado del surtidor, y el playero acudió a atender a los clientes, para cargar gas en el tanque. Todo parecía normal, hasta que a los pocos segundos, se sintió una fuerte explosión, y voló un polvo blanco que invadió el ambiente.

Inmediatamente el playero llamó al Sistema de Emergencias 911, y el conductor del vehículo aprovechó para darse a la fuga.

La fiscalía a cargo investiga los hechos, pero según la versión del playero, la explosión se debió a una pequeña fuga en el tubo.






Comentarios