El Tribunal decidió revocarle la prisión domiciliaria y ordenó que sea alojado en la Unidad Penal Nº 1. 


Tras una larga jornada de alegatos, el Tribunal resolvió condenar con 23 años de prisión a Mario Federico Condorí por el femicidio de Cintia Fernández. 

Además, la Justicia decidió revocarle la prisión domiciliaria y ordenó que sea alojado en la Unidad Penal Nº 1. Lo condenó a pagar seis millones de pesos a la madre de Cintia, Ana del Valle Fernández, por reparación integral cometido por el delito. 

Para los jueces, quedó probado que hubo una gran complicidad policial, que hizo todo lo posible para tergiversar la investigación.

Durante los alegatos, el fiscal Ramos Ossorio, quien ratificó la imputación del delito de “homicidio simple” contra Condorí, había solicitado 25 años de prisión mientras que el abogado defensor del ahora condenado, la absolución.

Ana Fernández, mamá de la víctima, quedó conforme con el fallo. “Ahora mi mariposa vuela en paz”, expresó a los medios que la esperaron a la salida del juicio.

Ana Fernández, mamá de Cintía Fernández (Web)






Comentarios