El episodio fue en diciembre del año pasado. El hombre falleció y ella se contradijo cinco veces en su testimonio. 


Una mujer de 33 años fue detenida e imputada por el homicidio de su pareja, a quien golpeó con una masa y luego apuñaló. Los testimonios de vecinos y familiares fueron claves para esclarecer el hecho que ocurrió el 17 de diciembre del año pasado. 

Tras un llamado de emergencia, la Policía encontró a Luis Leonardo López tendido en una cama dentro de una vivienda en la calle Samuel Quevedo al 2600. Tenía una herida en la zona torácica y cuando fue trasladado de urgencia el Hospital San Bernardo, falleció dos meses después. 

Por el hecho, su novia Ángela Beatriz Saravia fue citada a declarar y dio cinco versiones diferentes sobre lo sucedido en la casa que compartía con la víctima. 

Sin embargo, los testimonios de vecinos y familiares complicaron la situación de la mujer. Todos coincidieron en afirmar que la pareja consumía alcohol y que había episodio de violencia entre ambos. 

Un testigo contó que la mujer le confesó que había golpeado a López con una masa en la cabeza y que luego lo apuñaló. 

Saravia fue detenida e imputada y en su declaración negó su participación en el hecho. Insistió en decir que la lesión se la produjo una persona desconocida, presumiblemente adicta.




Comentarios