Se trata de Jorge Luis Bonifacio, haber firmado para Arcadio a cambio de realizar trabajos de mantenimiento en el jardín.


El escándalo por las facturas truchas no tiene fin: esta vez le tocó declarar a Jorge Luis Bonifacio, un supuesto socio de la empresa Arcadio Obras Eléctricas SRL, firma que se encuentra bajo la mira de la Justicia por delitos tributarios. En la causa se encuentra detenido Matías Huergo, sospechado de encabezar una asociación ilícita.

Bonifacio declaró ante el juez Julio Bavio en la mañana del martes, explicando su rol en la empresa.

El hombre aseguró que es albañil, y que Huergo le había pedido que firmara la integración a la sociedad a cambio de un trabajo fijo de mantenimiento del el jardín.

Otro supuesto socio, llamado Rubén Gerardo Romero, aseguró que solo firmó por que Huergo le dijo que figuraría momentáneamente, y que después lo sacaría. El hombre explicó que solo transportaba papeles, y era cadete de la empresa.




Comentarios