Mario Federico Condorí es el único imputado por el asesinato. Hoy comenzó el juicio. 


Mario Federico Condorí llega hoy a juicio como único imputado por el femicidio de Cintia Fernández. La audiencia de debate comenzó hoy y se extenderá hasta el 30 de mayo. El acusado insiste en su inocencia. “Yo no mate a Cintia”, asegura.

Condorí está confiado y tranquilo. Dice que las pruebas demuestran que no asesinó a Cintia Fernández en abril de 2011. El ex agente de la División de Trata de Personas de la Policía de la provincia llega a juicio con prisión domiciliaria y, con firmeza, defiende su inocente. 

También asegura que, aunque su familia y amigos le creen, hace ocho años sufre la condena social. “Al estar con prisión domiciliaria no puedo trabajar. Hago las cosas de la casa y ayudo a mis padres en su negocio. Le pagamos a mi abogado con mucho sacrificio”, destacó en una entrevista con El Tribuno. 

Desde hace años, Ana Fernández (mamá de la víctima) asegura que Condorí mató a su hija. Llamadas telefónicas, declaración de vecinos del Complejo Parque La Vega y otras pruebas lo llevan hoy al banquillo. Él anticipó que va a declarar durante el juicio para “aclarar muchas cosas que no se saben”. 

Condorí también reconoció que tuvo una relación de entre tres y cuatro meses con Cintia. Dijo también que no era un vínculo conflictivo. “Fue una relación buena, como de cualquier pareja, nunca tuvimos inconvenientes ni peleas, nada”, aseguró.






Comentarios