En la localidad de San Carlos, la madre de las niñas denunció el abuso de las tres menores que se encontraban bajo su guarda.


Ricardo Ángel Colque, un pastor evangélico que se desempeñaba en la localidad de San Carlos, fue condenado a seis años de prisión de cumplimiento efectivo por el abuso reiterado de tres menores que se encontraban bajo su guarda.

Los hechos fueron denunciados por la madre de las tres menores damnificadas, quien relató que sus hijas menores de edad fueron víctimas de abuso sexual por parte de Colque, quien se desempeñaba como pastor evangélico en la localidad de San Carlos y se encontraba a cargo de la guarda de sus hijas, aprovechando la convivencia para cometer los abusos. Los hechos habrían ocurrido durante los años 2004, 2007, 2014 y 2015, cuando al tomar conocimiento, realizó la denuncia.

Colque, se encontraba imputado por los delitos de abuso sexual simple calificado por ser cometido por un encargado de la educación o guarda y por mediar aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente de un menor de 18 años (4 hechos) en concurso real con abuso sexual con acceso carnal.

La jueza Norma Vera, lo condenó a la pena de 6 años de prisión de cumplimiento efectivo, ordenó que sea detenido en forma inmediata y que sea sometido a tratamiento psicológico por la naturaleza de los hechos. A la vez que se dispuso que se proceda a la extracción de material genético del condenado para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.






Comentarios