De un tiempo a esta parte empezamos a escuchar cada vez más seguido hablar del ghee o la llamada “manteca saludable”, un alimento clave dentro de las dietas Ayurveda. Pero, ¿qué es?

El ghee es nada más y nada menos que manteca clarificada. “El clarificado permite eliminar los sólidos de la leche (lactosa y caseína), modificando las propiedades nutricionales y mejorando la asimilación”, explica Majo López Claro, profesora de cocina naturista, especializada en alimentación ayurveda, vegana y sin gluten.

Para la cultura india es un alimento sagrado por sus múltiples beneficios: es rico en vitaminas liposolubles como la A, D, K y E, y posee propiedades antioxidantes y regenerativas a nivel celular. Se lo usa externamente para nutrir la piel y el cabello y  “pueden consumirlo personas alérgicas a la lactosa y a las proteínas de la leche”, explica la experta.

Para prepararlo de forma casera, colocá en una olla manteca sin sodio (preferiblemente orgánica) y calentala a fuego bajo por 20 minutos. Retirá la espuma de la superficie. Los sólidos de la leche, de color marrón claro, quedarán al fondo y en el medio se formará un líquido dorado. Dejá enfriar y colá con un colador de malla fina. Verté el líquido obtenido en un recipiente de vidrio ¡y ya tendrás tu ghee!