"No dejen que su hijo sea el próximo", expresó la madre de Jessica Scatterson, una joven de 12 años que se suicidó en 2017 al no poder soportar más maltratos.


Jessica Scatterson tenía 12 años cuando tomó la terrible decisión de terminar con su vida. La joven no aguantó más el bullying del que era víctima en las redes sociales y se ahorcó en su cuarto de su casa de en Warrington, Cheshire

El hecho ocurrió el 22 de abril de 2017, a dos días de su cumpleaños. Su madre necesitó ayuda de la policía para tirar la puerta abajo, ya que la joven se había encerrado.

Jessica Scatterson

Hoy, Jessica hubiera cumplido 14 años y su mamá quiso dar un mensaje de concientización para otros papás, para que a nadie más tenga que pasar por lo mismo que ella.

“Es realmente aterrador a lo que los niños pueden acceder en Internet y no quiero que otro niño se quite la vida”, expresó Rachael Warburton, la mamá de Jessica, haciendo referencia a los maltratos sufridos por su hija.

Según reveló la investigación, antes del hecho la niña había intercambiado mensajes y fotos “desagradables” con amigos de la escuela y había publicado una serie de mensajes donde alertaba sobre su suicidio.Además, Jessica se escribió RIP en uno de sus pies y publicó la foto en sus redes, junto con una lista de razones donde explicaba qué motivos concretos tenía para quitarse la vida.

Sus amigos alertaron a la Policía, pero cuando llegó a su casa la joven ya estaba muerta.

Jessica Scatterson

“El gobierno y los proveedores de Internet deberían bloquear estos sitios y dificultar el acceso de los niños a los mismos”, consideró Rachael, quien también se culpó por lo que le pasó a su hija: “Sigue siendo responsabilidad de los padres supervisar la actividad en línea de sus hijos … pero cualquier ayuda de las escuelas, el gobierno y los proveedores de Internet ayudaría”.

Actualmente, el requisito de edad mínima para acceder a las redes sociales más conocidas es de 13 años, pero Jessica, que vivía con su papá después de una disputa de custodia, había mentido sobre su edad y creó sus cuentas fácilmente.

Las amigas de Jessica sabían que se había autolesionado anteriormente pero no se lo contaron a nadie. 

Una investigación policial reveló que hubo un incidente “relacionado con la intimidación de Jessica en la escuela” en abril de 2016. La inspectora Hannah Friend contó que Jessica había vuelto a casa con rasguños en la cara y un ojo hinchado después de discutir con otra chica. El asunto se informó a la policía, pero no estaba claro quién inició la pelea, por lo que no se tomó ninguna medida.

Según informó Daily Mail, en Reino Unido planean lanzar un regulador de tecnología que puede imponer sanciones a las empresas por no eliminar las publicaciones que promueven el suicidio o la autolesión.

Cada día surgen distintos personajes virales en las redes sociales como el ‘Momo’ o ‘Ayuwoki’​ que están relacionados con desafíos que llevan al suicidio a niños y adolescentes. De aquí la importancia de lograr el compromiso de las empresas prestadoras de servicios, los mecanismos de control de cada país y la responsabilidad de los padres, a fin de resguardar a los más vulnerables.

Para pedir ayuda

Centro de Asistencia al Suicida (CAS): 135 línea gratuita desde Capital y Gran Buenos Aires o (011) 5275-1135 todo el país www.casbuenosaires.com.ar ; SOS Un Amigo Anónimo: (011) 4783-8888, de 9 a 19 www.sosunamigoanonimo.com.ar; Más información: www.suicidioadolescente.com.ar





Comentarios