El hombre estacionó en una tienda y, cuando salió de comprar, se llevó la sorpresa de su vida.


Una mujer de Mississippi, Estados Unidos, viajaba por la autopista cuando se topó con su camioneta, la cual había dejado en el mecánico para arreglar. Se dispuso a seguirla y se dio cuenta que había estacionado en un local de venta de productos para el hogar. Entonces, planeó su venganza.

Después de asegurarse de que su vehículo no volvía al taller y de que este viaje no era el típico de “prueba” que podía hacer el mecánico después de repararla, Penny Ivy Thompson llamó al concesionario Mac Haik Flowood para preguntar dónde estaba su pick up. Como no supieron responderle, fue ella misma quien se los informó.

Encontró a su mecánico de compras con la camioneta que le había llevado a arreglar

Acto seguido, según informó el diario local Clarion Ledger, ella tenía en la cartera un segundo juego de llaves de la camioneta, y lo usó para llevársela y dejar a pie al mecánico.

“Encontré mi llave de repuesto en mi bolso y robé MI PROPIO DODGE del estacionamiento de Lowe’s porque ni siquiera me gusta esa tienda, prefiero Home Depot”, escribió la mujer en su muro de Facebook.

Penny Ivy Thompson publicó lo sucedido en Facebook

“Y ahí venía ese tonto… balanceando su bolsa de compras y no le dije nada. Él nunca levantó la vista para ver quién se llevaba la camioneta. Simplemente se detuvo y se quedó en medio del estacionamiento. Lo dejé ahí varado”, concluyó.

La publicación generó un impacto tremendo en las redes y rápidamente se volvió viral. Tanto, que llegó al muro del gerente general del taller, Will LaGrangeanto, quien se disculpó públicamente e informó que despidió tanto al empleado como al gerente de servicio.





Comentarios