Una familia decidió poner a la venta a su mascota de raza Jack Russell por miedo a que dañe los muebles recién comprados y generó indignación en las redes sociales.


La publicación de una familia de Norwich, Inglaterra, generó un escándalo en el mundo entero. Es que decidieron vender a su perrita de raza Jack Russell porque “renovaron los sillones” de la casa y tienen miedo de que se los destruya.

El posteo original, hecho por “Nigel”, muestra la foto de la perrita y un texto que cuenta la situación. “Vendemos una perrita Jack Russell, la hemos tenido por 6 años, desde que era cachorra. No es culpa suya que tenemos que dejarla ir”, comienza diciendo la publicación.

La foto de la perrita de raza Jack Russell que fue puesta a la venta en Inglaterra

Y continúa con el insólito motivo: “Hemos renovado completamente nuestra casa, nuestros sofás están casi listos y son extremadamente caros y de cuero, y no podemos tomar el riesgo de que los dañe”.

También cuenta que “ama dar paseos y es inteligente, pero se emociona mucho cuando ve ardillas, ratas o rottweilers”.​ Finalmente, la vendedora aclara que prefiere que la compre una pareja mayor o que viva sin hijos.​

Una familia de Inglaterra vende a su perro de raza Jack Russell para preservar los sillones nuevos de la casa

El anuncio de venta fue publicado en Twitter por un usuario llamado Jon (@giftedrascal) quien lo acompañó diciendo: ​”¡Qué clase de bastardo intenta deshacerse de su perro porque tiene un sofá nuevo! Esto, entre muchas otras razones, es la razón por la que odio a la gente”.

Esta situación generó mucha angustia y repudio en las redes sociales, dejando en evidencia que hay gente que le da más valor a lo material que a los miembros de su propia familia. Además, muchos usuarios hicieron hincapié en que la perrita ya es grande y que el estrés se ser entregada a otra familia podría tener graves consecuencias.





Comentarios