"Kunxun" fue creado creado con material genético de una perra que ayudó a resolver 12 asesinatos y tiene un ADN 99,9% idéntico al original. 


La policía china presume un nuevo integrante en su cuerpo: su primer perro clonado. Se llama “Kunxun”, es un cachorro de perro lobo de Kunming que nació el pasado 19 de diciembre. Las fuerzas de seguridad del país asiático decidieron clonarlo con el objetivo de aprovechar sus potencialidades innatas y así, ahorrar tiempo y dinero en su entrenamiento. 

El material genético usado para crearlo proviene de una perra policía de 7 años llamada “Huahuangma”, que gracias a su buen olfato ayudó a resolver 12 asesinatos y una veintena de casos más. Su gran desempeño hizo que comenzaran a llamarla “Sherlock Holmes”, como el famoso personaje de la literatura; y, en 2016, la hizo acreedora de un reconocimiento por parte del Ministerio de Seguridad Pública de China.

“Kunxun” fue creado creado con material genético de una perra apodada “Sherlock Holmes” y tiene un ADN 99,9% idéntico al original.

El proyecto de clonación comenzó en septiembre de 2018, cuando los científicos comenzaron a cultivar células de Huahuangma a partir de muestras de piel de unos pocos milímetros. El contenido de la célula somática fue implantado en otra célula a la que se le extrajo el núcleo. El embrión resultante fue transferido a una perra de raza beagle, que es la que dio a luz al can.

La empresa Sinogene Biotechnology, junto al Gobierno chino y a la Universidad Agrícola de Yunnan fueron los encargados de llevar adelante la clonación, y esperan que los genes de Huahuangma se transmitan de generación en generación, ahorrando así miles de dólares en entrenamiento.

China no es el primer país en tener perros policías clonados. En 2007, Corea del Sur clonó el primer canino y desde 2011 lo ha usado un ejército de élite de perros Labrador altamente entrenados para buscar contrabando en el aeropuerto Incheon de Seúl.




Comentarios