La tenista de 38 años, que fue mamá hace un año y medio, compartió con sus seguidores el resultado de su plan de entrenamiento.


Serena Williams publicó una selfie en su cuenta oficial de Instagram y dejó en evidencia sus abdominales bien entrenados. La tenista de 38 años, que fue madre de Alexis Olympia Ohanian Jr. en de septiembre de 2017, pesa 4,3 kilos menos que antes del embarazo.

Según contó en una entrevista, antes de quedar embarazada solía pesar 70 kilos, durante el embarazo alcanzó los 90 kilos y ahora su peso ronda los 65 kilos.

Este año ha disputado la Copa Hopman y el Australian Open, donde cayó en cuartos de final ante Karolina Pliskova. Ahora, tras un mes de descanso y mucho entrenamiento, está previsto que vuelva a jugar a principios de marzo en el torneo de Indian Wells.

La foto de Serena cosechó más de 500 mil corazones en Instagram y recibió comentarios que, no solo destacaban su escultural figura, sino que celebraban su esfuerzo. “Ya estás lista para volver a ser la número uno”, le dijo un usuario.

Mientras aprende a conciliar la vida profesional con la maternidad, la reconocida tenista dejó en claro que pretende volver a levantar algún trofeo y pelear por cada título de Grand Slam .





Comentarios