Wanda Nara cumplió 32 años y quiso tirar la casa por la ventana con una fiesta inolvidable. La rubia pidió que todo en la celebración sea de color rosa o como muchos invitados la llamaron "sparkling pink", le pidió a todos los participantes que vistan de manera elegante (los hombres, con traje y corbata y las mujeres, de largo) y los convocó en el salón de un hotel de cinco estrellas en Milán.

Lo más emotivo de su aniversario fue la visita sorpresa de su hermana, Zaira, que fue con su hija Malaika. La conductora de Morfi (Telefé) la sorprendió antes del evento y la agarró desprevenida en pleno tratamiento de belleza. En el video, que la misma Wanda compartió en sus redes, se ve cómo Zaira toca a la puerta y abre la esposa de Mauro Icardi en bata y con una máscara amarilla en la cara.

El salón estuvo decorado con flores, globos y luces en tonos rosa, rojo y pastel. Lo más llamativo eran unos inflables de flamencos que flotaban en una fuente. Durante la celebración hubo champagne, tragos y música hasta altas horas de la madrugada. No faltaron temas de cumbia y un momento de descontrol en la pista de baile cuando repartieron el cotillón. Casi al final de la noche, los más íntimos se divirtieron con un karaoke y entonaron el tema "No te creas tan importante" de Damas Gratis, que fue el favorito de los jugadores de la Selección Nacional en la previa a los partidos de Rusia 2018.

La panelista del programa deportivo italiano Tiki Taka tuvo varios cambios de vestuario. Para ingresar a su fiesta eligió un vestido con transparencias y cubierto con piedras preciosas. Más tarde, desplegó mucha sensualidad con un outfit también cargado de brillo, en tonos pasteles, ceñido al cuerpo.

"Gracias, gracias y más gracias a mis amigas y amigos que viajaron desde tan lejos, a mi familia italiana y en especial a vos @mauroicardi", escribió la rubia en una publicación cuando terminó la gran fiesta.

Al día siguiente, la diosa argentina y el delantero del Inter de Milán fueron al estadio Santiago Bernabéu para ver la final de la Copa Libertadores.