Buscan la "libertad" en un país tan exigente en esta materia que hasta usar anteojos en televisión está mal visto.


Los estándares de belleza en Corea del Sur pueden ser tan opresivos que las mujeres que trabajan en la televisión son criticadas por usar lentes y hasta reciben sugerencias para hacerse cirugías plásticas. Por eso, un movimiento de mujeres jóvenes se reveló con el fin de cambiar las cosas. Así, decidieron hacer una destrucción masiva de maquillajes

El colectivo busca la “libertad” en contra de los opresivos estándares de belleza del país, y utiliza Instagram y YouTube como canales de difusión para mostrar sus diferentes acciones.

Ya hace un tiempo que los productos de belleza coreanos son furor entre las celebrities de Hollywood. Es más, los 10 pasos coreanos para tener piel de porcelana, que involucran costosos productos y un sacrificio de unas dos o tres horas diarias para conseguir el rostro perfecto, se han vuelto virales en todo el mundo.

Cha Ji-won, una joven millenial coreana, era una de estas “víctimas” de las duras exigencias de la belleza en su país: gastaba unos 100 dólares al mes en productos de belleza, nunca dejaba que la vieran sin maquillaje, se hacía tratamientos capilares una vez al mes para mantener su cabello largo, brillante y atractivo, y buscaba el “look perfecto”: piel pálida, ojos grandes, una nariz respingada, piernas delgadas, labios de color cereza, cara pequeña y una proporción de cuerpo de nueve a uno, donde el cuerpo es nueve veces más largo que la cara. Hasta que no pudo soportar más tanta exigencia…

En ese momento, comenzó un cambio radical: dejó de usar un maquillaje completo y se cortó el pelo lo más corto que pudo. Al verla, su madre exclamó irónica: “Maravilloso. Ahora tengo un hijo”. Pero Ji-won estaba feliz y se convirtió en una de las líderes de este movimiento que busca liberar a las jóvenes de estos parámetros bruscos que indican lo que es bello y lo que no.

Según cuenta Cha Ji-won, este cambio de mentalidad ha hecho que muchas mujeres decidan descubrir sus propias identidades a través de su vestimenta, escapándose del “corset” con el que muchos esperan que vivan por el resto de sus vidas. “Ya hay muchas chicas experimentando este sentimiento de liberación, y una vez que se ven a sí mismas por vez primera, ya no hay vuelta atrás”, sentenció.

Según informó The Korea Herald, en el mes de mayo una narradora de noticias causó conmoción cuando salió en televisión usando lentes, fue la primera en la historia en hacerlo.

“Cuando me pregunté si estaba haciendo esto por mi propia satisfacción noté que la respuesta era no”, contó una integrante del movimiento sobre sus hábitos de belleza.

Las estadísticas indican que en Corea del Sur más de un tercio de la población se ha sometido alguna vez a una cirugía estética.





Comentarios