La influencer eligió un vestido con una tela que no pudo contener sus pechos y los fotógrafos no se la dejaron pasar. 


No es la primera vez que Kim Kardashian llama la atención por su vestuario, la influencer más seguida en Instagram tiene predilección por las prendas escandalosas. Para asistir a la gala del estreno de “Cher Show”, en Nueva York, eligió un vestido de una tela tan finita que -en el momento de los flashes- le jugó una mala pasada y dejó ver que no llevaba corpiño.

Kim optó por un vestido plateado que acentuaba sus curvas. No tenía escote ni mangas, pero sí un tajo en su pierna izquierda y una espalda abierta que casi provoca que se le vea un pecho. Es que mientras se sacaba fotos la prenda se le corrió hacia un costado y la modelo mostró más de lo que hubiera deseado. En ese momento, la estrella del reality Keeping Up With The Kardashians intentó hacer como si nada pasara y acomodarse la ropa mientras entraba al teatro.

El percance hot de Kim Kardashian que paralizó a todos en una gala

La mediática, que se pronunció fanática de Cher, fue invitada al evento junto a su esposo Kanye West, quien también dio la nota en el evento después de que Jarrod Spector, uno de los protagonistas del espectáculo, lo denunciara en Twitter por estar pendiente del celular durante el show: “Hola Kanye, que bien que estés aquí en el ‘Cher Show’! Si levantas la vista de tu celular verás que estamos haciendo un espectaculo aquí arriba. Es noche de estreno. Un gran reto para nosotros. Muchas gracias”, escribió el actor.





Comentarios