Una charla con Kevin Fink, uno de los diez elegidos para participar en el reality televisivo Star Chef.


Kevin Fink fue uno de los diez elegidos para participar en el reality televisivo Star Chef, un programa que desafió a expertos cocineros estadounidenses a competir en la búsqueda del mejor maridaje entre sus recetas y los vinos argentinos. Como premio, Fink viajó a nuestro país, invitado por Wines of Argentina, para conocer la gastronomía local y presentar su receta ganadora.

¿Cómo fue la experiencia de maridar a tu estilo el vino y la cocina argentina?

Fue difícil crear algo que fuera argentino sin haber estado acá antes. Tuve que investigar mucho acerca de la región y la cultura. Decidí que no quería usar carne, que es tan típica acá, y por eso hice gambas rojas con aceite de nuez quemado y nueces blancas jóvenes para maridar con vino blanco.

¿Tuviste problemas para replicar tu receta aquí?

Sí, pero es natural. En mi restaurante [Emmer & Rye, en Austin, Texas] consigo productos que acá no. Por ejemplo, hay un langostino que usamos que no existe en esta región. Pero es interesante que sucedan estas cosas. Hay que pensar mucho en cómo resolverlas.

¿Cuál es tu mirada sobre el vino argentino?

Argentina tiene cada vez más confianza en su propio estilo. Fue muy refrescante ver cómo cada región del país crea cosas diferentes. El vino blanco está muy evolucionado.

¿Qué te llevás de esta experiencia que puedas trasladar a tu restaurante en Estados Unidos?

Lo que voy a intentar recrear es la ceremonia de sentarse a la mesa y compartir. Eso, que es tan importante y cultural aquí, es muy difícil de lograr en restaurantes en Estados Unidos. En todos los lugares que visité acá, todo el mundo se sienta y se ponen un montón de cosas sobre la mesa. La ceremonia es compartida.





Comentarios