Es para los niños que tienen que trasladarse al quirófano y sirve para para disminuir su ansiedad por la operación.


En una tierna iniciativa para hacer el lugar más amigable con los niños, un hospital del Reino Unido cambió las sillas de ruedas por autos eléctricos. Así, cuando un infante tenga que ir al quirófano, lo hará con mucho estilo. En el video que compartió la institución, se puede ver a Sohpie de 9 años, inaugurando esta modalidad.

Julie Clerc, una matrona del Hospital Universitario de Leicester, dijo que que “la cirugía puede intimidar a la mayor parte de las personas, y ni hablar de los chicos. Así que quisimos hacer todo lo que pudiésemos para que el camino de un lado al otro fuese confortable y los más pequeños fuesen capaces de disfrutarlo”. La reacción de Sophie, por su parte, vaticina un gran futuro para esta iniciativa: “Fue un poco difícil manejar el auto, y estaba asustada, pero me divertí. Tenía miedo por la operación y esto me ayudó mucho”. Mientras que su mamá dijo que “esto hizo que toda la experiencia fuese más fácil para ambas. Los hospitales pueden ser abrumadores para los chicos y esto fue de mucha ayuda. Ojalá puedan hacerlo con todos los niños”.

Esta medida está inspirada en una investigación hecha en agosto y que fue publicada en la revista científica British Journal of Anaesthesia. Allí, investigadores de China y Estados Unidos concluyeron que manejar un auto de juguete para llegar a una cirugía disminuía la ansiedad en los niños en edad preescolar. Es más: el efecto es comparable con el de los calmantes (en particular, midazolam).





Comentarios