12d - Rumbos

Las increíbles imágenes del primer vehículo en aterrizar en un asteroide

La misión de estos robots consiste en tomar muestras del asteroide Ryugu y traerlas a la Tierra.


Fue un hito de la exploración espacial pero pasó desapercibido para el público general. El 21 de septiembre, por primera vez la humanidad puso un vehículo en la superficie de un asteroide. De hecho, fueron dos.

Hayabusa 2 (que significa “halcón peregrino”) no tiene una misión sencilla. La nave fue enviada por la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial para recoger muestras del asteroide Ryugu y traerlas de regreso a la Tierra. El pasado 27 de junio, luego de un viaje de casi cuatro años, la sonda llegó a su destino. Tres meses después, desplegó con éxito estos dos vehículos.

Así se veía Ryugu a dos kilómetros de distancia:

Desde una altura de 60 metros, lanzó MINERVA-II1, un contenedor con dos rovers cilíndricos de 18 centímetros de diámetro. Como suele ocurrir, una de las  primeras cosas que hicieron estos vehículos al aterrizar fue sacar una foto (y luego video).

Además, el 3 de octubre, un tercer vehículo (llamado MASCOT) de diseño franco-alemán aterrizó en Ryugu y se sumó a sus compañeros en la tarea de estudiar la composición, temperatura y propiedades magnéticas del asteroide.

Así aterrizaba:

En unas semanas, la propia Hayabusa2 aterrizará en el asteroide para recoger muestras de polvo y traerlas a la Tierra. Si todo sale bien, regresará a nuestro planeta el 2020.

Japón había mandado su primera Hayabusa al asteroide Itokawa en 2005, pero cuando el rover quiso aterrizar, un error lo hizo perderse en el espacio. “Estaba tan emocionado al ver estos pequeños explorar con éxito la superficie de un asteroide porque no lo pudimos hacer la primera vez hace 13 años”, escribió el jefe de la misión Makoto Yoshikawa, en la página web oficial de Hayabusa 2.


En esta nota:

Espacio Ciencia


Comentarios