La célebre piedra movediza es la puerta de entrada a una vasta región donde la aventura y la naturaleza se abrazan.  


La imnensidad se siente en el pecho y se descubre en el horizonte. Ante los ojos, el paisaje serrano de la provincia de Buenos Aires se despliega como un extenso manto verde que, sorpresivamente, se ve interrumpido por los sistemas de Tandilia y Ventania, dos cordones de montañas desgastadas por los siglos que hoy constituyen un entorno ideal para el descanso y la diversión.

En Tandil y sus alrededores abundan las propuestas que desbordan de adrenalina (parapente, vuelo a vela, mountain bike, travesías en 4×4 escalada, rappel, trekking y cabalgatas), pero también las opciones relajadas para quienes quieren desansar de lo lindo, pasear por los pueblos y disfrutar del asado más sabroso.

Conexión aventura

Cabalgatas, trekking, escalada

Hay quienes desean un viaje contemplativo para respirar profundo y perder la mirada en el entramado verde de los campos sembrados. Otros, en cambio, eligen deliberadamente las sierras bonaerenses en busca de adrenalina y diversión. Para estos aventureros, las opciones son muchas y variadas: cabalgatas y travesías en 4×4, parapente, vuelo a vela, mountain bike, escalada, rappel, trekking…

¿Un dato interesante? Todos los cordones montañosos de la región tienen alturas accesibles (el más alto de la provincia es el cerro Tres Picos, cerca de Villa Ventana, de 1.239 msnm), por lo que muchas personas -aunque no sean deportistas- pueden participar de los paseos que se organizan en las sierras. Hay excursiones autoguiadas y otros paseos que sí demandan el acompañamiento de un guía turístico y entrenamiento físico previo.

Tandil, las sierras infinitas

Tandil, las sierras infinitas

Cerro de la Ventana

Travesías y senderismo

El Parque Provincial Ernesto Tornquist, dentro del cual se encuentra el famoso Cerro de la Ventana (1.134 msnm), fue creado en 1937 a partir de la iniciativa de Martín Tornquist de donar a la provincia de Buenos Aires parte de sus tierras para establecer una reserva natural. Aunque el principal atractivo del parque es el cerro Ventana, también podemos emprender caminatas al cerro Bahía Blanca o a la Garganta del Diablo, seguir los senderos guiados que nos llevan hacia pinturas rupestres o visitar el Jardín Botánico Pillahuincó. Una excursión que vale la pena (requiere buen estado físico) es la llamada Huella Ancha, en la que, durante tres horas, se recorre el corazón de la reserva.

Piedra Movediza

Trekking y escaladas

En Tandil abundan las propuestas para los más aventureros. En el Club de Paracaidismo Tandil, por ejemplo, quienes quieren iniciarse en las bondades de esta disciplina, pueden hacer allí su salto de bautismo. También se pueden hacer vuelos en parapente y ala delta, además de otras actividades más convencionales como el trekking por las sierras, las salidas para avistar fauna y las travesías en mountain bike.

Los amantes de la escalada encuentran en La Aurora, Panales y La Movediza los sectores de ascensión más importantes. En Olavarría y Sierras Bayas, en el centro de la provincia, también podemos visitar las colonias alemanas para disfrutar de más caminatas, cabalgatas y paseos.

Vuelo a vela

Bautismo en planeador

A 137 km de Tandil se encuentra la ciudad de Adolfo Gonzáles Cháves –conocida como la Capital Nacional del Vuelo a Vela–, un sitio ideal para animarse a las alturas y a un vuelo de bautismo en planeador. Para esta actividad, que dura entre 15’ y una hora, se puede consultar en El Club de Planeadores Otto Ballod. Más info: (02983) 48-4444, interno 232.

Si querés más info sobre las sierras bonaerenses, en www.welcomeargentina.com vas a encontrar buenas ideas, lugares y circuitos para planificar tu viaje.




Comentarios