Aprovechemos estos días para detectar y eliminar las malezas en nuestro jardín.


El césped de verano está aún amarillento y sólo se encuentran verdes (generando manchones sobre el ocre invernal) algunas malezas. Sáquelas ahora, que se ven, pues en unos días se confundirán con el manto verde y será imposible identificarlas.

Es importante arrancarlas antes de que florezcan: una vez que la flor es fecundada, deja semillas que multiplican su especie por 10 o 100, y se torna dificilísimo controlarlas. Al sacarlas, extraiga también su raíz utilizando un cuchillo viejo de cocina o, mejor, una sacayuyos de los que se compran en viveros (esta herramienta, en su extremo, tiene una bifurcación en forma de “Y”, en la que se engancha la raíz; y haciendo una pequeña palanca, se extraen fácilmente).

Para prevenir que reaparezcan, es útil cortar el césped todas las semanas: las malezas que nacieron se debilitan y no dejan semilla, ya que con el corte contínuo eliminamos la flor que producirá la semilla más tarde.

+ Regiones

Norte + Hongos y moscas

Los pétalos caídos de flores de los frutales indican que el fruto está cuajando: es momento de iniciar los controles (si hubo hongos el año anterior) y colgar vasitos con vinagre, agua y azúcar para verificar la presencia de mosca de la fruta.

Jardín #784

Centro + Pimpollos de camelias

Para que florezcan bien las camelias, recuerde hacer un raleo de pimpollos, sacando con la mano los que estén amontonados y a la sombra. Deje sólo aquellos más expuestos al sol, entre 5 y 7 pimpollos en 80 cm de rama. Sólo así podrán abrirse todos.

Jardín #784

Patagonia + A podar frutales

La Luna menguante favorece la cicatrización de las heridas. Aprovéchelo para podar rosales, frutales y arbustos en general, desinfectando previamente las tijeras con agua e hipoclorito al 10%.




Comentarios