Será este domingo 5 de julio y es el cierre de los fenómenos en el eje Cáncer-Capricornio que empezaron en el 2018.


Los eclipses son momentos de alineación del Sol, la Luna y la Tierra, donde por un instante se oscurece un astro: simbólicamente, nosotros estamos viendo algo de una manera, lo dejamos de ver y luego lo vemos de otra. En la madrugada de este domingo 5 de julio ocurrirá un eclipse de luna llena apodado “Luna de Trueno” en el grado 13° de Capricornio.

“Este movimiento de los astros cierra definitivamente la serie de eclipses en el eje Cáncer-Capricornio que empezaron en el 2018. Por los siguientes nueve años no vamos a tener eclipses en este axis de energía. Este eclipse de Nodo Sur es un eclipse de limpieza y de cierre”, expresó la astróloga Susana Maio Sasso a Rumbos Digital.

Además, este eclipse se relaciona el último que ocurrió con Luna Nueva en Cáncer y que se dio con los planetas retrógrados. Es un momento de autorregulación y concentración, relacionado a revisar la función que el planeta tiene dentro de nosotros. 

“Los signos más afectados van a ser los signos cardinales: Capricornio, Aries y Libra son signos que van a tener mucha fuerza”.

(Foto: EFE/ Ritchie B. Tongo)

Eje Cáncer-Capricornio

“Capricornio es un signo de tierra femenino y tiene que ver con el camino que se hace, paso a paso, para llegar a lo más alto: ocupar nuestro lugar trascendente en el mundo. Capricornio es social y también es el padre de las leyes de la autoridad. Cuando pensamos en el nodo sur en capricornio pensamos en limpiar la energía baja, es decir, la exigencia, la hiper productividad, las comparaciones”.

Ahora, el eclipse nos pone en contacto con el nodo norte en Cáncer, que marca “la necesidad volver a casa, de nutrirnos, de entender que la firmeza incluye la sensibilidad”, según detalló la especialista, que da cursos de formación en astrología y también tiene miles de seguidores que se suman a sus vivos en Instagram.

Signos del zodiaco (Foto:Web)

La unión Saturno-Plutón: un fenómeno que se da cada 35 años

“Hace más de dos años se está gestando el hecho celeste más importante de los últimos tiempos. Saturno es regente de Capricornio, y Plutón es señor de la destrucción. Se juntan cada 35 o 36 años. La última vez que se juntaron fue en 1982”, explicó Maio Sasso. Y detalló que esta unión, que ocurrió en enero de este año, habla de la caída de estructuras rígidas y de la necesidad de volver al poder personal.

Marte fue el que activó en marzo todo este clímax en Capricornio y la triple conjunción Saturno-Plutón-Júpiter. Los astrólogos estábamos esperando esto desde hace mucho y activó en marzo, justo cuando avanzó el coronavirus…”, reflexionó la astróloga.

(AP/Julie Jacobson, Archivo)

También Júpiter, que rige a Sagitario, se fue juntando con Plutón. Esta unión nos pide transformar sistemas de creencias y nuestras rigideces mentales; marca un cierre y una nueva etapa.

Es un momento de profunda reforma colectiva y este momento es muy intenso. Son reformas de viejas estructuras de poder, que invisibilizan lo diferente, estructuras a las que a veces le damos el poder de acción para no hacernos cargo de lo propio”, concluyó Sasso Maio.





Comentarios