Se cumplen cuatro décadas del primer gran hito de la industria de los videojuegos, que hoy conquista a millones.


Empiezo a escribir esta nota y me doy cuenta que por primera vez en muchos años vi a mi papá volver a sentirse un niño. Fue hace unos días, cuando, entre risas y emoción, me mostró un artículo en la web que hablaba sobre el festejo de los cuarenta años de este famoso videojuego situado en un laberinto por el que se perseguían mutuamente unos fantasmas de colores y un circulito amarillo al que le faltaba una “porción”. ¿Ya sabes de cuál hablo?

Creo que no hay una sola persona a la que le preguntes qué es el Pac-Man y no lo sepa. Fue un éxito mundial desde el momento en que salió allá por 1980, y tuvo tal fama que cautivó a millones de personas. Mi papá me cuenta que las salas de juegos se llenaban y que todos querían probar el nuevo videojuego que no incluía ni disparos ni deportes. Pac-Man fue un verdadero fenómeno mundial en la industria de los videojuegos y con su llegada le quitó el trono al que para ese momento era el más popular: Space Invaders (Invasores Espaciales).

Este año, en mayo, los portales de internet, las páginas de noticias y la mayoría de las redes sociales se plagaron de celebraciones y actividades para festejar que el icónico videojuego cumplía 40 años. Puede que en circunstancias normales, con el ajetreo del día a día, esta noticia hubiese pasado desapercibida. Sin embargo, estando en casa debido a la pandemia de Covid-19, este hito popular volvió a la mente de todos aquellos aficionados al Pac-Man.

Lo que más me llamó la atención fue que la compañía multinacional Google Inc. decidió mantener durante el día de su festejo en su página de buscador principal, un garabato jugable sobre este videojuego. Ahí comprendí el alcance que sigue teniendo el Pac-Man, y que hoy en día no sólo se reinventa para seguir sumando jugadores, sino que además colabora con marcas y productos de todo el mundo.

El éxito de este ícono de los videojuegos, no solo se dio en salones recreativos donde las máquinas de arcade eran lo último, sino que además se adentró en el mundo de la música con la canción Pac-Man Fever. También incursionó en las películas y las series con filmes como Ralph, el Demoledor de Disney y Pixeles, una creación de Happy Madison Productions. En ambos casos vemos la aparición de los personajes del famoso videojuego de una forma super entretenida. ¡Son dos peliculones que recomiendo ver con lo más chicos!

BANDAI NAMCO Entertainment, la empresa creadora de esta estrella del mundo del videojuego, publicó nuevas versiones de Pac-Man para celebrar su cumpleaños. De hecho fue pionera en mostrar el Pac-Man Live Studio en la plataforma Twitch, una red social creada en 2011 que no ha dejado de crecer. Pertenece a Amazon y es actualmente la plataforma de gaming online más utilizada, principalmente por fanáticos de los deportes electrónicos (E-sports) a quienes no solo les gusta jugar sino también mirar a otros hacerlo.

El Pac-Man cambió las narrativas con las que se elaboraban los videojuegos, abrió un nuevo mundo que incluía tanto a hombres como mujeres, y que derivó en todo lo que hoy conocemos como deportes electrónicos que ya son parte de nuestra cotidianeidad. En Argentina particularmente, según un estudio realizado por Kantar Ómnibus, empresa mundial líder de consultoría e insights basados en evidencias, la mitad de los jóvenes menores de 24 años son jugadores regulares de juegos en línea. Sin embargo este fenómeno no se limita solo a los más jóvenes, sino que también abarca un público más adulto. Este mismo informe señala que 4 de cada 10 argentinos de entre 25 a 49 años afirma ser gamer habitual.

Un videojuego permite que nos divirtamos, que juguemos solos, en familia o con amigos, e incluso con gente que no conocemos al otro lado del mundo. Dylan Scarsello de 19 años, jugador profesional de deportes electrónicos como Overwatch o Fortnite, que compitió en equipos argentinos y estadounidenses , me comentó que según su experiencia competir hizo que se llevara muchos amigos y conocidos. “Es sorprendente porque quizás uno de ellos que necesitaba algo o estaba pasando por algún mal momento recibía la contención de toda una comunidad virtual”, añadió.

Se trata de compartir el placer de jugar y pasar el tiempo, y sobre todo de, muchas veces, alejarnos de las preocupaciones que podemos llegar a tener por el momento que estemos atravesando. Esto no significa escapar de la realidad, sino más bien desconectarnos un poco de las noticias de la actualidad.

Una industria que no para de crecer

Si bien los videojuegos son una forma de recreación, el Comité Olímpico Internacional, emitió un comunicado el año pasado diciendo que los esports son considerados una actividad deportiva. En algún momento del avance de los e-games las competiciones ganaron tal peso que los equipos de jugadores empezaron a tener patrocinadores y a posicionarse en un nivel más profesional. “La mayoría del tiempo es risa pero cuando es hora de competir o entrenar nos ponemos serios”, aseguró Dylan. “Depende completamente del tiempo y las ganas que tengas, porque si no tenés una de las dos no rendís lo suficiente y no podes continuar en esto”.

Así mismo, el incremento de las audiencias en los E-games proporcionó nuevos modelos de negocios. Es un sector sumamente atractivo para grandes empresas anunciantes, no solo del rubro de los videojuegos sino marcas globales de varios sectores. Algunas de ellas son Gillette, Coca-Cola, Toyota, Nike, entre otras.

En el ámbito local, según el estudio de Kantar, múltiples equipos de fútbol de LATAM están jugando torneos de PES o FIFA, que se transmiten por Twitch, YouTube o canales de TV deportivos. La plataforma de entretenimiento Flow, por ejemplo, ya tiene su propia liga de League of Legends (LOL), Counter Strike y Super Liga.

Las organizaciones de eSports, son una pieza clave en este mundo de juegos. Esta última década fueron los actores principales de muchas de las competencias realizadas. Podemos decir que crecieron exponencialmente y se mostraron al mundo reclutando jugadores de todas partes. Dylan me comentó que hoy en día “si tenes contrato con una organización tenes un sueldo fijo, y especialistas de varios campos, como psicólogos, a tu disposición”.

En el ámbito académico, hay más de una docena de universidades, tanto de Estados Unidos como de Europa, que se dedican a reclutar y becar jugadores de videojuegos, con la intención de potenciar su talento en las competencias. Esta popularidad e interés por parte de instituciones como Columbia College, se debe a que por ejemplo en el campeonato de League of Legends de 2017, la cantidad de espectadores fue mayor a los 106.2 millones.

Si bien en Argentina ser un gamer es algo que ha ido ganando peso en la sociedad todavía nos queda un largo camino por recorrer. “ En Argentina la situación es difícil, muy pocos llegan a lugares altos, y eso hace que sea más complicado todavía que lo tomen como un trabajo o como algo que te pueda mantener en la vida” siguió Dylan. Sin embargo tenemos personalidades como Thiago Lapp que rompen con estos esquemas: el adolescente de 13 años ganó 900 mil dólares por terminar en el quinto puesto del Mundial de Fortnite.

Según un estudio realizado por Telecom a nivel nacional en el período de aislamiento obligatorio el crecimiento de los videojuegos más populares fue significativo, llegando casi a un 240% . Algunos de ellos son el ya mencionado Fortnite, el Free Fire y el League of Legends. Muchos aficionados a los e-games se vieron con el tiempo suficiente para amigarse con sus consolas, computadoras o celulares. Con respecto a los gamers amateurs aprovecharon este tiempo encerrados para practicar su juego, profesionalizar sus equipos y adquirir nuevas habilidades.

A su vez, las plataformas de E-sports han cobrado importancia. Twitch fue una revolución en el plano e-games, sobre todo para aquellos jugadores que emiten en directo sus competencias. Los streamers (aquellos que juegan videojuegos y lo comparten en tiempo real) han aumentado la cantidad de espectadores gracias a la cuarentena. Una gran sorpresa fue la entrada de Sergio “Kun” Agüero, reconocido futbolista argentino, quien ha sabido no solo adaptarse a la plataforma, sino crear un show en vivo que reúne a miles de personas en el que se muestra jugando al GTA V, o reaccionando a videos de YouTube.

El mundo de los videojuegos ha vivido una evolución enorme durante estos últimos 40 años. Si miramos al pasado casi nos parece imposible creer el avance tecnológico por el cual estamos atravesados: con los e-games pasa lo mismo. No solamente lo percibimos como hobby sino que se ha desarrollado una industria global que cada vez tiene más seguidores y profesionales creciendo en el área.





Comentarios