Se trata de Allen Grubman, que representa a famosos como Elton John, Lady Gaga, Madonna y Barbra Streisand.


Un grupo de hackers atacaron el sitio web del principal abogado del mundo del espectáculo, Allen Grubman, al que le exigen 21 millones de dólares a cambio de no revelar información ni detalles personales de sus clientes, incluidos Elton John, Lady Gaga y Barbra Streisand.

Grubman Shire Meiselas & Sacks (GSMS), una de las firmas de abogados más conocidas en el negocio de la música. Un grupo de piratas informáticos que se hace llamar REvil se atribuye la responsabilidad del ataque y amenaza con revelar detalles personales de clientes de GSMS.

El GSMS tiene sede en Nueva York y fue fundado por Allen Grubman en la década de 1970. “Podemos confirmar que hemos sido víctimas de un ataque cibernético“, dijeron en un comunicado. “Hemos notificado a nuestros clientes y a nuestro personal y hemos contratado a los expertos mundiales que se especializan en esta área. Estamos trabajando las 24 horas para abordar este asunto”, agregaron.

Según la publicación Page Six, el FBI ahora está investigando el caso. REvil afirma haber obtenido 756 gigabytes de datos de GSMS, incluido contratos y correos electrónicos personales de clientes superestrellas. Ya han publicado una captura de pantalla de lo que parece ser un contrato para Madonna en la deep web.

Este no es el primer ataque atribuido a REvil. El grupo se ha dirigido previamente a personas como Brooks International, Kenneth Cole y la Asociación Nacional de Trastornos de la Alimentación, así como a la firma de cambio de divisas Travelex, con sede en el Reino Unido, que según los informes acordó pagar dos millones para liberar sus archivos confidenciales del malware del grupo.





Comentarios