La exitosa cantante estadounidense Billie Eilish, quién fue tendencia a principio de año por ganar el premio Grammy a mejor nuevo artista, nuevamente llama la atención de sus fanáticos. Pero esta vez lo hace a través de un fuerte reclamo durante su último concierto en Miami, Florida.

La joven artista apareció en un video quitándose la remera para denunciar el body shaming ('humillación corporal', en inglés), que refleja la discriminación que sufren miles de mujeres por no respetar los estándares hegemónicos de belleza.

Billie Eilish con el look que lució en los Oscars (Foto/Jordan Strauss/Invision/AP)

"Tienes opiniones sobre mis opiniones, sobre mi música, sobre mi ropa, sobre mi cuerpo. Algunas personas odian lo que me pongo, otras lo elogian", afirmó la intérprete del popular tema 'Bad guy'.

La cantante durante el after party de los Grammys (Foto/Richard Shotwell/Invision/AP)

"¿Te gustaría que fuera más pequeña? ¿Más débil? ¿Más suave? ¿Más alta? ¿Quieres que esté callada? ¿Te provocan mis hombros? ¿Mi pecho? ¿Soy mi estómago? ¿Mis caderas? El cuerpo con el que nací, ¿no es lo que querías?", eran las preguntas que se escuchaban desde la grabación.

Eilish ganó varios premios durante la ultima gala de los Grammys (Foto/REUTERS)

La proyección finalizo con una gran reflexión entorno a una pregunta que la cantante de 18 años hizo ¿Qué significa? ¿Mi valor se basa en tu percepción?". Recordemos que la joven recibió constantes críticas en internet por su forma de vestirse.

Su estilo es diferente al de muchas otras artistas de la industria musical estadounidense. (Foto/REUTERS)