Kayak, tirolesa, saltos desde trampolines naturales. La reina de la Patagonia nos recibe con mil aventuras y un horizonte conmovedor.


Los paisajes de Bariloche no sólo se disfrutan en clave contemplativa. También podemos divertirnos aventurándonos en un sinfín de actividades en el agua, la tierra y el aire, con variantes para osados y cautelosos. Gracias a los días templados y hasta calurosos, esta época es ideal para los deportes acuáticos: las salidas en kayak por ríos y lagos son las más populares (¡y un gran desafío si nos animamos a los rápidos!).

Se organizan excursiones por los lagos Nahuel Huapi, Moreno, Gutiérrez, Mascardi, Los Moscos, Hess, Roca, Guillelmo y Steffen, entre otros. Las salidas incluyen transporte, comidas, equipos para remar y guías bilingües. Algunas travesías duran varios días y las empresas que organizan incluyen las carpas y los equipos de cocina.

A volar entre los árboles

En Bariloche, las alturas ofrendan inigualables vistas que también podemos disfrutar practicando canopy. Este deporte de aventura eco amigable nos permite desplazarnos en altura, entre los árboles, deslizándonos de un punto a otro mediante cables horizontales con un equipo completo de seguridad, pudiendo sentir la maravillosa sensación de ser pájaros que vuelan por medio del bosque.

Durante dos horas, los participantes atraviesan distintos trayectos a lo largo de 1500 metros. El canopy es apto para que lo realicen niñas y niños, pues las agencias de deportes que organizan esta actividad cuentan con instructores que brindan la asistencia adecuada, sin que la aventura suponga riesgo alguno.

Bariloche

Rafting y emoción por el río Limay

Otra opción para aventurarse en las aguas es el rafting y el Stand Up Rafting (Bariloche es el único lugar de Latinoamérica que ofrece esta novedosa propuesta deportiva). Esta última actividad se desarrolla en el río Limay, y consiste en remar en grupo, parados, sentados o arrodillados, sobre una balsa inflable especialmente diseñada para esta disciplina. Se realiza siempre con el acompañamiento de un guía especializado en la actividad.

El rafting tradicional se hace en los ríos del Parque Nacional “Nahuel Huapi”, recorriendo bosques inmensos a través de sus vertiginosos rápidos. Durante el verano, el caudal del Limay crece formando huecos y olas que producen rápidos de gran intensidad.

Bariloche

Adrenalina terrestre: cabalgatas y 4×4

Bosques, picadas en la montaña, estepa… Bariloche y sus alrededores ofrece diversos contextos más que interesantes para las actividades de aventura, ya sea en travesías a bordo de 4×4, haciendo caminatas o escaladas. Con los días luminosos y cálidos del verano, el trekking es una de las actividades más buscadas.

Hay senderos para todos los niveles y cada uno puede armar su propio camino. La web www.barilochetrekking.com ofrece buena info para que te organices, por ejemplo, las características del terreno, el clima reinante y la dificultad de cada recorrido. La estepa barilochense también presenta a los aventureros desafíos en un escenario bien distinto, donde podés contemplar amaneceres y ocasos inolvidables, manadas de guanacos, intrépidas liebres y, con suerte, algún cóndor andino en su circular danza cazadora.

En la vasta extensión de la meseta, podés practicar stand up rafting, flotadas, cabalgatas, caminatas, paseos en bicicleta, pesca y hasta incluso avistaje de aves. El verano en el Sur está cargado de adrenalina y diversión, los audaces no pueden perderse la oportunidad de vivir la aventura patagónica.

Más info: barilocheturismo.gob.ar Instagram @barilochear





Comentarios