El antigüo dispositivo móvil era conocido por ser duradero y a prueba de casi cualquier golpe.


Cuántas veces nos hemos lamentado de que los nuevos teléfonos inteligentes no resisten a la mínima caída como los de hace algunos años. Y es que los primeros modelos Nokia, aquellos dispositivos pequeños y que todavía tenían botones eran practicamente indestructibles.

Es por este motivo que un video de YouTube se volvió viral en los últimos días. Un experimento realizado por profesionales puso a prueba un Nokia 3310 para comprobar si era realmente tan indestructible como lo recordamos.

La idea era descubrir si el teléfono era capaz de sobrevivir al estallido de una granada de fragmentación rusa/soviética RGD-5 diseñada a inicios de la década de 1950.

En las imágenes compartidas a través del canal OddlyTube, de Estados Unidos, se observa que el celular continuó funcionando a la perfección, como si nada hubiese pasado, al unir todas las piezas en las que se dividió por la explosión. Un verdadero teléfono indestructible. 





Comentarios