Un hombre fue a un programa de TV a cotizar una vieja reliquia y descubrió que tenía un gran valor.


Un hombre se llevó una gran y grata sorpresa al asistir a un programa de TV llamado “El show de las antigüedades” y descubrir que un reloj que había comprado por sólo 350 dólares en realidad estaba valuado en una verdadera fortuna.

El reloj marca Rolex lo había adquirido hace más de 40 años con la finalidad de usarlo para bucear. Cuando finalmente le llegó su compra, decidió que era demasiado bueno para arruinarlo metiéndolo en el agua, así que lo guardó en un cajón y se olvidó por completo de su existencia.

Más de 4 décadas más tarde, vio que el programa que compraba y vendía antigüedades por TV llegó a su ciudad y decidió tratar de hacer la venta.

“Es un descubrimiento absolutamente fabuloso. Se trata de uno de los modelos más raros de Paul Newman y, en estas condiciones, no creo que haya uno mejor en el mundo”, aseguró el encargado de las tasaciones en el programa y dijo que el valor real del reloj era de 700 mil dólares.

“Esta evaluación cumple la trifecta Roadshow: un objeto extremadamente raro, un trasfondo personal que arroja luz sobre la historia de nuestro país y una reacción fantástica de los invitados”, comentó la productora ejecutiva del programa.





Comentarios