Jimena Barón sorprendió a sus admiradores, que suelen encontrar sensuales imágenes en su cuenta de Instagram. Pero esta vez les llamó la atención con su lado más reflexivo: contó la historia de María Trinidad López, la niñera de Momo, y reveló que fue también fue su niñera desde los cinco años.

"Mari me cuida desde mis 5 años, me hizo las trenzas y colitas, me llevó al colegio, me buscó, me cocinó, me retó, vió mil películas conmigo, nos tomamos mil bondis y subtes y me llevó a pasear por todos lados, incluso en los días que tenía libres. De muy chica me pareció obvio tenerla, crecí con ella, siempre estaba", comenzó a escribir junto a una imagen donde se la ve de niña junto a Mari.

Jimena Barón y su niñera, Mari (Instagram/@jmena)

Y luego explicó que Mari la ayudó en sus peores momentos: "Hoy que soy mamá la sigo teniendo en casa y ahora a cargo de mi hijo y valoro todo MUCHO MÁS, muchísimo más. Me volví a cruzar con Mari cuando mi vida estaba dada vuelta, solo sabía que tenía que empezar a grabar una tira y que tenía un bebé de un año. Estaba muy sola, tenía que organizarme pero estaba muy triste y asustada, le pedí que por favor me ayude".

"Ella renunció a su trabajo y volvimos a estar juntas. No es obvio tener a Mari, es un regalo que me dió la vida. Mari se tatuó el nombre de mi hijo. Mari lo lleva de paseo en sus días libres. Mari durante las vacaciones lo extraña y me pide venir a verlo. Mari no es la niñera de mi hijo ni lo cuida cuando yo estoy ocupada, ella es parte de la familia y lo cría conmigo", reflexionó, recordando el tatuaje que causó mucha ternura en las redes.

El tatuaje de Mari sobre Momo "Instagram/@jmena)

Además, dedicó una parte de su publicación a opinar sobre el lugar que tienen en las casas las personas contratadas para cuidar niños y realizar tareas del hogar. "Espero que quienes tengan a alguien así en su vida la traten como se merece, el lugar que ocupan es inmenso e impagable. A veces voy a algunas casas y veo esos disfraces que les ponen a las chicas que trabajan ahí, o veo que las hacen comer solas encerradas en la cocina y no puedo creerlo".

"Yo no podría hacer nada de lo que hago si ella no estuviera, y no es una frase linda, es la absoluta verdad. Admiro tu capacidad de amar y cuidar, sos una de las personas más buenas que conozco. Te queremos con el alma y como te dije de chiquita en una carta, siempre voy a estar para vos como vos estás para nosotros", cerró.