A un año de haberse convertido en mamá, la panelista posó en ropa interior y dio un mensaje de aceptación a los cambios físicos.


El 5 de noviembre de 2018, la periodista Débora D´Amato se convertía en mamá de Lola. Su caso fue mediático porque, a los 45 años, decidió ser madre soltera a través de un método de tansferencia embrionaria con un donante de esperma anónimo. Un año después, la panelista se mostró en ropa interior junto a una sentida reflexión sobre su cuerpo.

El cuerpo cambia a lo largo de nuestra vida. La edad y la genética son los principales responsables de estos cambios, aunque no los únicos”, comenzó escribiendo la periodista junto a una postal que la muestra posando en corpiño y lentes de ver.

El destape de Débora D’Amato para reflexionar sobre los cambios en su cuerpo (Foto: Instagram/ @deboradamato)

Y continuó: “Factores externos como el tabaco, el alcohol, una mala alimentación o tomar el sol en exceso son determinantes para el deterioro de nuestra salud a lo largo de las décadas. Y las hormonas tienen su cuota parte fundamental también”.

Tras esta introducción, la periodista quiso brindar un mensaje positivo de aceptación de estos cambios y afirmó: “El asunto es que vayamos aceptando nuestro nuevo envase, amigándonos con esas marcas que más que cicatrices son huellas del camino recorrido”.

El 5 de noviembre, Lola, la hija de Débora D´Amato cumplió su primer año (Foto: Instagram/ @deboradamato)

Finalmente, la panelista de Intrusos (América) habló de los cambios físicos tras convertirse en mamá y llamó a las mujeres a amigarse con su cuerpo. “Las décadas pasan, los kilos van y vienen, las pieles mutan y nosotras sólo debemos querernos tal cual somos amigándonos con lo que nos toca. La maternidad por supuesto que influye mucho en esos cambios que vamos teniendo. Solo se trata de ver cómo va mutando nuestro envase y cómo vamos queriendo las nuevas formas que fueron reubicándose para reposar en donde ahora deben estar…”, cerró.

A comienzos de 2018, la periodista anunció su embarazo en Intrusos y contó: “Estuve diez años en pareja, y el embarazo no venía, pero no nos preguntábamos por qué, ni siquiera consultábamos. Las vueltas de la vida llevaron a que nos separáramos”. Ante esto, la panelista consultó al Doctor Fernando Neuspiller y descubrió que tenía miomas.

Fue así que Débora decidió darse la oportunidad de ser mamá, pese a no tener pareja. “Como Juana Repetto, pero con más años”, aclaró emocionada.





Comentarios