El felino fue rescatado de la calle y detrás de su llamativa apariencia hay mucho sufrimiento y un final feliz.


Un gato cachorro sin orejas fue rescatado de la calle por la organización “Animal Rescue España”. Primero, pensaron que tenía alguna enfermedad o que lo había atacado algún animal pero, finalmente, confirmaron lo peor: se las habían cortado.

“Nano”, como decidieron llamar al felino, tenía heridas abiertas en sus orejas y gusanos en los pabellones auditivos. Afortunadamente, los expertos lograron curarlo y viralizaron su historia a través de las redes sociales de la organización.

La fotografía de este gatito sin orejas generó ternura entre los usuarios quienes se mostraron muy tristes por la terrible situación que había tenido que atravesar el animal en su corta vida. “Que cosita tan bonita”, “Muchas gracias por vuestra labor”, “Me encantaaaaaa”, “Pero que bonito!!!!”, “Precioso.. Me alegro que esté bien”, fueron algunos de los mensajes que le dejaron al pequeño.

Gracias a la intervención de los expertos, el gatito se está recuperando muy bien y ya consiguió una familia que lo adoptó.





Comentarios