A través de la red social comparte su entrenamiento diario y sorprende por su gran parecido a Chris Hemsworth, el actor de "Thor".


Oskar Arngården es un sacerdote luterano, oriundo de Suecia, que se hizo conocido por su afición al Crossfit. Además de celebrar casamientos y bautismos, este hombre cuenta con más de 125 mil seguidores en su cuenta de Instagram con quienes comparte a diario sus entrenamientos y muestra los resultados.

Este hombre, de 35 años, sorprende por su gran parecido a Chris Hemsworth el actor que interpreta a “Thor”, y admite que su gran pasión es entrenar.

Oskar, el sacerdote crossfitter que la rompe en internet (Foto: Instagarm/ crossfit)

(Foto: Instagarm/ crossfit)

“Recibo más y más preguntas sobre ser sacerdote y hacer ejercicio; ¿Cómo va todo junto? Si está permitido? ¿Puede uno realmente ser un sacerdote y enfocarse en lo físico?”, cuenta Oskar en su cuenta de Instagram junto a una postal que lo muestra haciendo pesas.

(Foto: Instagarm/ crossfit)

(Foto: Instagarm/ crossfit)

Ante estas consultas, el sacerdote reflexiona: “Para mí, nunca se ha pensado que mis creencias religiosas no se puedan combinar con la actividad física. Sin lo contrario. Los humanos somos un todo. Estamos entrelazados por el cuerpo, el alma y el espíritu, y si una parte se siente mal, saldrá sobre las otras. Por lo tanto, participar en la actividad física no significa que otras partes de mí como persona y creyentes puedan ser dejadas de lado, que no puedo ser ‘igualmente’ espiritual, sino que es todo lo contrario. Las partes internas se profundizan, la vida se vuelve más manejable y simplemente me siento mejor”.

Para​ el “Sacerdote Crossfit” como se define en las redes sociales el deporte es fundamental para la vida de las personas. “Nos perjudicamos mucho si creemos que la actividad física es incorrecta (a menos que sea exagerada, por supuesto …). Saber que es útil hacer ejercicio no es una novedad. Trae consigo cosas fantásticas para el cuerpo y para el psíquico. Así que no descuides tu cuerpo, cuídalo. Porque el cuerpo es una creación de Dios que recibimos como un regalo. Donde lo honramos y agradecemos con toda nuestra gente, y no solo con partes individuales”, recomienda.

(Foto: Instagarm/ crossfit)

(Foto: Instagarm/ crossfit)

Por ejemplo, una jornada de entrenamiento de Oskar podría abarcar: 4 rondas de 20 wallball, 20 sentadillas con barra, 50 saltos a la soga, 10 repeticiones de lagartija y salto lateral a la caja.

“Los sacerdotes también están practicando deportes y no tiene nada de extraño … ¡¡¡También queremos sentirnos bien!!”, asegura Oskar orgulloso de sus dos pasiones.

Oskar, también comparte con orgullo los casamientos y bautismos que le toca realizar (Foto: Instagarm/ crossfit)

(Foto: Instagarm/ crossfit)





Comentarios