Había sido hospitalizado de urgencia el 30 de junio luego de que su ex lo denunciara por violencia de género y amenazas.


La vida de Marcelo “Teto” Medina tuvo un giro inesperado luego de que su ex novia, Mónica Fernández, lo denunciara pública y penalmente por violencia de género y amenazas con arma de fuego.

Tras el episodio, el conductor fue internado de urgencia el 30 de junio por un cuadro de depresión, con el objetivo de recuperarse emocionamente.

El “Teto” recibió el alta médica que lo autorizó a dejar la clínica de Quilmes en la que se encontraba.

Ahora, el “Teto” recibió el alta médica que lo autorizó a dejar la clínica de Quilmes en la que se encontraba, aunque deberá continuar con el tratamiento en su casa.

El paciente continúa con cuidados médicos domiciliarios por su cuadro de depresión, no estando en condiciones de comparecer ante un juzgado”, sostiene el documento firmado por la doctora Valeria Valeria D’Abate, psiquiatra personal y profesional de la clínica donde permaneció internado.

El diagnóstico de la médica resulta fundamental para el futuro de la causa, dado que podría atrasar las audiencias luego de que su ex pareja lo denunciara. 

El diagnóstico de la médica resulta fundamental para el futuro de la causa.

En ese entonces, el conductor desmintió la versión de Fernández y aseguró que antes de hacer algo así preferiría terminar con su vida. “Es todo mentira. Me mato antes de hacer eso. Es despecho. Es la segunda vez que me pasa”, afirmó en un audio que le envió a El Espectador, el ciclo radial de Ángel de Brito en CNN Radio.

En las últimas horas, Ana Franco, la actriz y escritora que fue también pareja de Atilio Veronelli, contó una desagradable situación que le tocó vivir en manos de Medina cuando mantuvo con él un romance.​





Comentarios