La estrella xeneize apareció en el entrenamiento en un DS7 Crossback. Las características del llamativo SUV.


Daniele De Rossi llegó a la Argentina hace unos días y ya fue presentado por Daniel Angelici, presidente de Boca.

Daniele De Rossi llegó a la Argentina hace unos días y ya fue presentado por Daniel Angelici, presidente de Boca.

El jugador italiano, de a poco, ya se mueve a la par del plantel, para demostrar su estado físico con miras a su posible debut en el equipo xeneize en la Copa Argentina frente a Almagro, en el estadio Único de La Plata, que se disputará el 13 de agosto.

Desde su llegada al país, el futbolista se mostró junto asu familia en la camioneta que lo recogió en el Aeropuerto de Ezeiza. Pero De Rossi ya maneja su propio automóvil. O al menos, no depende del chofer que lo retiró a su llegada y lo trasladó a diversos puntos de la ciudad.

La nueva estrella xeneixe maneja un DS7 Crossback, el SUV de lujo de la marca francesa, que se lanzó el año pasado en la Argentina.

El vehículo insignia de DS tiene un valor entre los 48.500 dólares y los 68.800 dólares (depende de la versión) y un auto de lujo que ocupa el segmento más codiciado del mercado y compite contra el Mercedes-Benz GLA, BMW X1, Audi Q3 y Volvo XC60.

El vehículo insignia de DS tiene un valor entre los 48.500 dólares y los 68.800 dólares

En el país, el DS7 Crossback se ofrece en dos versiones de motorización: el naftero 1,6 litro turbo de 165 CV y caja automática de seis velocidades, y el turbodiésel 2,0 litros de 180 CV con caja automática de ocho marchas.

Viene de serie con tapizados de cuero, plancha de abordo y paneles de puerta forrados en cuero Nappa, volante multifunción revestido en cuero, y butacas delanteras y traseras regulables eléctricamente. La versión más costosa suma masajeador en asientos delanteros, entre otros detalles.

Viene de serie con tapizados de cuero, plancha de abordo y paneles de puerta forrados en cuero Nappa.

​Además, el DS 7 Crossback viene con control de velocidad crucero adaptativo, asistencia de salida involuntaria de carril, vigilancia de ángulo muerto y frenada de emergencia. ¡Todo un lujo!





Comentarios