Jasmine Tridevil ya tiene una prótesis y ahora quiere que su cambio de cuerpo sea para siempre.


La mujer estadounidense que en 2014 se puso una prótesis de tercer seno provisorio que creía que la catapultaría a la fama en la televisión, pide reunir dinero para ayudarla a colocarse un implante definitivo.

Jasmine Tridevil quería tener un reality de su vida con tres pechos, por lo que contrató a un camarógrafo que la siguiera a todos lados. Su familia se opuso a la decisión e incluso dejaron a hablarle, pero ella se mantuvo firme: “Sé que mis pechos son reales y no me importa lo que piensen los demás”, dijo entonces.

Por esos días, cuando Jasmine estaba en boca de todos, un periodista alemán usó una cámara de calor para demostrar que su nuevo pecho era falso. “Incluso los senos quirúrgicamente mejorados se mostrarían en un mapa de calor porque el tejido tendría vasos sanguíneos”, dijo él.

Jasmine Tridevil (Web)

Jasmine ahorró durante años para conseguir los 20.000 dólares de la prótesis. “Inicialmente, nunca tomé en serio a la figura de los tres pechos, sin embargo, después de usar la prótesis durante tanto tiempo, he crecido para adorar la fantasía de tener ese tipo de cuerpo”, comentó ahora.

Jasmine Tridevil (Web)

“Encuentro algo muy atractivo y seductor en el aspecto y los hombres me prestan más atención”, añadió. “Recibo mucha más atención masculina cuando tengo el tercer seno. Parece que el hombre promedio lo encuentra intrigante”.

Por eso, ahora consiguió un médico dispuesto a realizarle una nueva cirugía por 50.000 dólares, con la advertencia de que debe tener primero un informe psiquiátrico. Y ahora Jasmine les pide a sus seguidores que colaboren para que pueda reunir el dinero.





Comentarios