En diálogo con Involucrados, Marcelo Süller contó que tuvo que abrir un local en la casa de su familia en Villa Pueyrredón, y que la famosa cantante le fue a comprar.


Mientras que su hermana Silvia contó en las redes sociales que comenzó a cobrarle 100 pesos a todas las personas que quieran sacarse una foto con ella, Marcelo Süller también encontró una changa para paliar sus dificultades económicas: vende productos de limpieza

El hombre fue abordado por el cronista de Involucrados (América) y reveló: “Hace menos de un mes que estoy vendiendo de esto. Abro a las nueve y estoy todos los días hasta las 20.00 mas o menos. Hago esto con un amigo y con mi hijo Nico”. Y sorprendió al contar que Jimena Barón es una de sus clientas famosas.

Según contó, abrió el local en la casa de su familia, en el barrio porteño de Villa Pueyrredón, y ofrece detergente, lavandina, jabón líquido y otros productos por menos de 35 pesos el litro. “Las ventas están arrancando, con precios módicos para la gente del barrio, yo volví en enero a casa después de unas peleas con mis hermanos que abrí la boca de más y me perjudicó. Me sacaron de mi hogar con un allanamiento porque decían que había maltratado y golpeado”, recordó.

Cabe destacar que Guido y Silvia habían denunciado a su hermano por maltratar a su madre, Nélida Belgiorno y la Justicia dispuso una restricción perimetral de 90 días contra el imputado. “Le pateó las piernas y le tapó la boca, pudo haberla matado”, contaron los hermanos en ese momento.

Ahora, Marcelo contó que con la única que todavía no se habla es con Silvia, con quien tuvo contacto por última vez en septiembre de 2018. En esta línea, aseguró que ya le pidió perdón a todos por sus faltas.

Silvia y Guido Süller

“No está bien de salud, es grande y me duele no verla”, dijo sobre su mamá. Y confesó que tuvo que dormir en lo de un amigo y en un auto por un mes, porque la Justicia “no lo dejaba entrar en su casa”.

“Esta casa es el esfuerzo de mamá y papá. Cuando me adoptaron papá compró esta casa porque si no mamá, que no tenía panza iba a aparecer de golpe conmigo. El dinero, se repartirá la mitad a mi mamá y la otra mitad entre nosotros, pero mi objetivo es focalizar en el trabajo”, aseguró sobre el hogar familiar.





Comentarios