En un mercado laboral cada vez más competitivo, una especialista en coaching ontológico revela tips fundamentales para proyectarse antes de comenzar a mandar el CV. 


Un estudio privado de la consultora Radar afirma que el 2019 cerrará con un índice de desempleo del 12%, lo que significa que más de 2.600.000 personas estarán desocupadas a fin de año, frente a los 1.900.000 que estaban sin trabajo el año anterior. Esta realidad lleva a que muchas personas deban volver a ponerse en la búsqueda de un empleo.

“En las empresas reina un clima de incertidumbre, la presión y miedo a ser despedidos en cualquier momento, produce malestar, desmotivación y preocupación, genera un estrés constante que desemboca, a su vez, en la falta de concentración, irritabilidad y en un rendimiento no del todo productivo”, explica la Lic. en Psicología (MN 34260) y especialista en coaching ontológico María Noel Lucano.

En este marco, Lucano destaca dos realidades: la de los “sobrevivientes”, que trabajan por todos los que ya no están; y la de los “despedidos”, que tienen que salir a competir por un puesto en el mercado laboral.

“Los profesionales y empleados deberán reinventarse con el paso del tiempo, ya que en la crisis económica sobreviven quienes han logrado ajustarse a la nueva realidad”, asegura la especialista.

Cabe destacar que muchas de las personas que hoy buscan trabajo desconocen los métodos actuales para conseguirlo. La tecnología le ha quitado el lugar a los clasificados, las redes de contactos profesionales se han convertido en un puente para alcanzar el puesto anhelado y los trabajos tal como los conocemos tienden a desaparecer de cara a lo que los expertos llaman una Cuarta Revolución Industrial

“Los profesionales y empleados deberán reinventarse con el paso del tiempo”.

La Lic. Lucano destaca que “buscar trabajo es un trabajo en si mismo”, y resalta: “Esto implica tener en cuenta que la búsqueda es un proceso que lleva un tiempo y una dedicación comprometida para que tenga resultados efectivos”.

En esta línea, la especialista en coaching ontológico, destaca los 8 puntos a tener en cuenta a la hora de planificar ese proceso de búsqueda:

1- Poner foco en el objetivo a perseguir (conseguir un empleo determinado) y accionar en consecuencia, es decir, tomar las decisiones más asertivas que te acercan al resultado deseado.

2- Identificar mi perfil profesional y hacer un plan para buscar empleo: ¿Cuáles son mis objetivos en la vida? ¿Con qué habilidades cuento? ¿Cuáles son mis valores o atributos? ? ¿A qué tipo de actividad me gustaría dedicarme? ¿Qué quiero y que no quiero? ¿Dónde quiero estar y dónde no?

3- Actualizar el CV y diseñarlo estratégicamente en pos del cargo para el cual uno se está postulando.

4- Fomentar el crecimiento de una red de contactos productiva (colegas o personas que pueden generar alianzas, por ejemplo)

5- Usar buscadores de empleos en Internet, que pueden ayudarte a descubrir vacantes de acuerdo a tu perfil profesional

6- Preparar una presentación personal clara, concreta y especifica en torno al conocimiento adquirido, la experiencia profesional y las características de la personalidad, que sean relevantes en función de las tareas que se desempeñarían en el cargo al cual se está postulando.

7- Llevar un registro de los lugares a donde te postulaste. Después de un tiempo de haberte postulado en varios lugares, puede que te olvides de alguno de ellos.   

8- Conservar la perseverancia y la disciplina en función de la búsqueda, esto es, no abandonar ante las primeras negativas.





Comentarios