Este meteorólogo quiso unir a sus "dos amores" en el momento más especial de su vida y logró una postal emotiva e impactante.


Joey Krastel, un meteorólogo de Kingsville, en Maryland, Estados Unidos, se volvió conocido en todo el mundo después de que publicara una foto del peculiar pedido de casamiento que le hizo a su pareja.

Este “cazador de tormentas” decidió esperar la llegada de un tornado a su localidad para hacer la gran propuesta. Así, logró una postal en la que se lo puede ver arrodillado frente a su pareja mientras el gigante remolino de viento se avecina.

Un “cazador de tormentas” le pidió matrimonio a su pareja frente a un tornado (Instagram/nimbusstorms)

“Los 2 amores de mi vida !! ¡¡EL DIJO QUE SÍ!! ¡Gracias a todos por la loca y abrumadora campaña de felicitaciones y amor!”, escribió Joey en Instagram junto a la foto.

En otra postal, se puede ver en detalle el fenómeno meteorológico que azotó a su cuidad. Para algunos puede ser aterrador, para él será inolvidable.

El tornado que azotó a Maryland el 28 de mayo de 2019 (Instagram/nimbusstorms)

El amor contra viento, ¡y tornados!

Krastel tiene 27 años y su pareja, Chris Scott, 23. El primero, le contó a la cadena NBC News que se obsesionó con los desastres naturales luego de ver su primer tornado a los cuatro años. “Fue en ese momento donde supe todo lo que quería hacer desde entonces”, contó. En la actualidad, ha cubierto al menos 70 fenómenos meteorológicos, y haciéndolo conoció a su futuro marido.

Scott creció viendo tormentas con su padre y amó la película Twister (1996). Encontró a su Krastel en Instagram y comenzó a seguirlo. Luego, le escribió un mensaje directo para preguntarle si realmente perseguía tornados. Así nació el amor. “Es por eso que siempre estaba en mi mente comprometerme durante la persecución de la tormenta”, reveló Krastel y aseguró: “Sentí que sería la manera perfecta de sellar el trato”.

El pasado 28 de mayo, Krastel, Scott y dos amigos fueron a perseguir un tornado que azotó la localidad de Maryland y el meteorólogo pensó que era la ocasión perfecta para hacer la propuesta. “Estaba muy emocionado solo porque era mi lugar más feliz, estar con él junto a las tormentas”, contó.

Antes de cerrar la nota, Krastel pidió a los televidentes que no imiten lo que él hizo, que él es un meteorólogo experimentado pero que estar cerca de un tornado es peligroso. “Presten atención a las advertencias del Servicio Nacional porque perseguir las tormentas es un asunto peligroso”, reconoció y agregó: “La gente necesita escuchar las advertencias y escuchar al Servicio Meteorológico Nacional y sus meteorólogos locales”.





Comentarios