El Sindicato de Peones de Taxis (SPT) denunció un fuerte incremento en la cantidad de asaltos a choferes durante su jornada laboral en Rosario.

“Nos hacemos eco de lo denunciado por un número importante de compañeros que están en la calle y nos informan una nueva suba en los casos de robos”, señaló Horacio Yannotti, secretario general del SPT.

En ese sentido, el dirigente gremial puso el énfasis en que el gremio viene impulsando con fuerza, “no sólo los reclamos frente a la cartera de Seguridad provincial y autoridades locales y regionales de la policía para optimizar el funcionamiento de los corredores seguros, sino que hace desde antes de la pandemia que estamos exigiendo el cumplimiento de la ordenanza de mamparas antivandálicas”.

Agregó que del mismo modo se viene visibilizando cuáles son las condiciones en las que los y las choferes desempeñan su labor, “lo cual agrava muchísimo más su vulnerabilidad frente a cualquier episodio violento al que se exponen, muchas veces, sin obra social, ni seguro de vida, ni ART”.

En virtud de todo lo expuesto, “manifestamos que el control sobre los titulares de licencias debe ser estricto, eficaz y no se puede hacer esperar un día más, porque son las vidas de los trabajadores y trabajadoras taxistas las que están en juego”, planteó.

“Los plazos otorgados por el municipio para el sector empleador, tanto para colocar los tabiques, como para regularizar la relación contractual, quedan demasiado largos para quienes se tienen que jugar su pellejo para llevar el pan a la casa”, completó Yannotti.