La Fiscalía de Rosario pidió este martes una condena a 14 años de prisión por intento de femicidio agravado. En el inicio del juicio plantearon que el imputado intentó matar a su ex frente a su hijo, quien logró frenarlo con la ayuda de vecinos luego de que su madre recibiera múltiples puñaladas.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) recordaron que Faustino Leoncio Rojas fue detenido el 7 de mayo de 2018. Esa noche fue a la casa de la víctima en barrio Ludueña y allí comenzó una discusión sobre su derecho de visita a los ocho hijos que tienen.

Según las pruebas recabadas por la fiscal Luciana Vallarella, el hombre de 56 años atacó a la mujer en medio de ese altercado en Navarro al 5400. Uno de los chicos que estaba en el lugar intervino para evitar que asesinaran a su mamá. Si bien provocó que su padre huyera, ella sufrió tres cortes en la cara y dos en el pecho izquierdo como resultado de la agresión.

Rojas se fue, pero no llegó demasiado lejos. Más tarde, la Policía lo capturó cerca del cruce de Santa Fe y Liniers, a unas pocas cuadras del sitio donde tuvo lugar el intento de femicidio. Ahora comparece como imputado ante el tribunal integrado por los jueces Rodolfo Zvala, Hernán Postma y José Luis Súarez.

En el inicio del debate oral y público, la fiscal del caso también acusó al detenido por amenazas coactivas previas al ataque. Casi un mes antes, el 11 de abril del mismo año, la víctima había denunciado que su pareja intentó amedrentarla y atemorizarla en vísperas de la separación.

Desde el MPA señalaron que el acusado también amenazó a su ex desde prisión. El 17 de septiembre de 2020, la llamó desde la cárcel Piñero al número que usaba su yerno. De esta manera le advirtió que ya iba a salir del penal para quitarle a sus hijos. Para la Fiscalía, esto fue una violación a la orden dictada por el Tribunal Colegiado de Familia 3 de Rosario el 16 de marzo de 2018.