Después de dos semanas de funcionamiento a nivel local, resurgió este martes la amenaza de un paro de colectivos en Rosario. La medida de fuerza está en evaluación debido a que no hubo acuerdo en la última reunión paritaria a nivel nacional.

Después del encuentro, el consejo directivo de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) emitió un comunicado en el que pusieron un plazo de 48 horas para definir si implementan un plan de lucha. “No nos han dado ninguna respuesta a los pedidos salariales, como tampoco de estar incluidos en un plan de vacunación contra el COVID-19″, señalaron.

Desde el sindicato defendieron el reclamo de un aumento del 37,5% y la inclusión de los choferes como grupo prioritario para ser inoculados y prevenir el contagio de coronavirus. “El conflicto no se resuelve sin la sensibilidad y justicia social que las actuales circunstancias demandan”, remarcaron sobre la cuestión económica.

“La UTA dijo basta”, advirtieron desde la conducción nacional del gremio en busca de mejorar las condiciones laborales de los choferes del interior del país. Al respecto, manifestaron: “Queremos urgente respuesta para llevar el sustento de nuestras familias. Con eso no se juega, son nuestros salarios, la salud y la vida y lo defenderemos hasta las últimas consecuencias”.

El último paro de colectivos de Rosario se inició durante el fin de semana largo previo al aniversario de la Revolución de Mayo. El corte de crédito laboral comenzó el sábado 22 por tiempo indeterminado y se extendió hasta el martes.