A casi dos semanas de la fiesta en la que más de 100 jóvenes violaron protocolos contra el coronavirus en La Florida, la Facultad de Ciencias Médicas decidió invitar a los estudiantes a hacer trabajo ad honorem. Algunos de los participantes pidieron disculpas ante las autoridades académicas.

//Mirá también: La UNR anticipó medidas por festejo de estudiantes de medicina en La Florida

La iniciativa surgió luego de que el consejo directivo de la institución descartara sancionar a quienes incumplieron la normativa sanitaria en el balneario municipal. En vez de tomar ese camino, en Francia y Santa Fe resolvieron abrir una convocatoria para sumar voluntarios en el call center que funciona allí para comunicarse con personas que tienen COVID-19.

El decano Jorge Molinas explicó que la propuesta apunta a que los estudiantes trabajen ad honorem haciendo un seguimiento de pacientes con coronavirus. De esta manera, podrán prestar un servicio comunitario a modo de reparación ante la gran repercusión negativa que tuvieron las fotos y videos de la fiesta.

//Mirá también: Doscientos futuros médicos armaron un festejo en la playa sin barbijos ni distanciamiento

Hasta el momento, las autoridades de la facultad no tienen certezas sobre la identidad de las personas que asistieron a la fiesta. Apenas constataron que no fue una “Bajada” para celebrar el fin del cursado sino una “Subida” por el inicio del último año del ciclo superior.

A pesar de la incertidumbre, tres jóvenes fueron a charlar con Molinas y con el vicedecano Damián Lerman para tratar de resolver el conflicto. Allí se mostraron de acuerdo con la idea de colaborar como voluntarios en cuestiones vinculadas a la pandemia. Según informó La Capital, ahora resta saber cuántas personas se anotarán para dar una mano luego de lo ocurrido.